Si eres de los que busca un restaurante en Santander para conocer mejor la cocina de Cantabria, seguro que te has preguntado más de una vez la cuestión que le da título a esta entrada. A continuación, intentamos despejarte todas tus dudas.

Gastronomía de Cantabria

Las diversas jornadas gastronómicas en Cantabria se dividen siempre en torno a un ingrediente principal. El chipirón, por citar algún ejemplo, es uno de los cefalópodos favoritos por los cántabros. Se prepara en salsa y guisado.

No podemos olvidarnos de otras opciones más contundentes como el cocido montañés y lebaniego (con legumbres y con sus sacramentos), las rabas (tiras de calamar frito), las legendarias anchoas de Santoña o los platos con ternera cántabra, una de las mejores de España.

Los pescados y mariscos del Cantábrico se caracterizan por tener una textura algo más recia y por presentar, una vez cocinados, un sabor inconfundible. Probarlos es sinónimo de apostar por una experiencia gastronómica tan distinta como única y enriquecedora.

Y, para terminar cualquier comida, nada mejor que los famosos postres pasiegos que tienen en el sobao a su máximo representante, pero que también incluye sorpresas que habrás de descubrir durante tu visita.

Disfruta comiendo

Como se ha podido comprobar, comer mal en Cantabria es casi imposible. Y esto se debe a la excelente materia prima de la zona y a la forma de cocinarla. En ningún momento se apuesta por alterar la textura o por enmascarar los sabores, más bien por todo lo contrario. Todo sea por probar, en cada bocado, el sabor inconfundible de una gran gastronomía.

Recuerda pasarte por un restaurante en Santander para probar una serie de platos típicos que siguen triunfando tras años de éxito y que no dejan de ser un guiño constante a una cocina tradicional y llena de matices.