Una de las especialidades de nuestra carta son los productos frescos del mar tales como el tradicional pulpo, los mejillones en salsa, las rabas, los chopitos, los boquerones, las colas de langostino al ajillo, los chipirones a la plancha con reducción de vinagre balsámico, las anchoas de Santoña…

Y es que en un lugar como Santander no pueden faltar productos frescos, no sólo es por cuestión de calidad, sino por salud, ya que no sería el primer caso de contaminación por pescado o marisco. Para ello, en nuestro restaurante contamos con grandes expertos hosteleros que llevan trabajando 50 años para conseguir cada día sólo los mejores productos del mar ya que creemos que estamos en un lugar privilegiado donde los clientes pueden disfrutar del auténtico sabor del mar. Esta amplia experiencia es la responsable de que sepamos identificar los mejores productos frescos por lo que antes de escoger cualquier producto comprobamos tanto su olor, su procedencia, que los mariscos de caparazón tengan brillo, caparazones cerrados, color y tacto.

Sólo así, con la mejor materia prima somos capaces de crear verdaderos platos delicatesen para degustar en nuestro establecimiento. Y es que como os hemos comentado en otras ocasiones, una cervecería no sólo tiene que estar ligada al sector exclusivo y especializado de las bebidas dejando a un lado la parte de la comida, por eso cuidamos cada detalle de la carta para que cualquier cliente pueda degustar un delicioso plato de gastronomía cántabra, tanto en elaboraciones clásicas o más vanguardistas y con una selección de productos selectos pero a un precio razonable. Éste es sin duda uno de los secretos que nos han conducido a permanecer tantísimos años en el sector y a continuar mejorando cada día.

Por este motivo te invitamos a que vengas a deleitarte con todas nuestras creaciones gastronómicas en las que no sólo destacamos productos del mar típicos de la zona, sino también por algunos embutidos nacionales, ensaladas (de ventresca de bonito con cebolla confitada, de crujiente de langostinos…), los quesos, el foie o los chuletones de Campoo, entrecotes, solomillos… acompañado siempre de una gran selección de vinos.

En Hijos de Gelín contamos por lo tanto con incorporaciones tradicionales y modernas con una mezcla de carne y mar para adaptarnos a todos los paladares pero siempre respetando la gastronomía típica de la zona y seleccionando sólo productos de primera calidad.

A tan sólo 5 minutos de la capital cántabra y los más de 50 años dedicados a la tradición nos sitúan como uno de los restaurantes más clásicos Cantabria y uno de los mejores sitios para degustar menús con platos regionales. Así que ya no tienes excusa para no venir a visitarnos y probar nuestras especialidades, sobre todo si eres de los amantes de los productos del mar frescos.

¡Te esperamos!