A tan sólo 5 minutos de la capital cántabra, encontramos un establecimiento que cuenta con más de 50 años de tradición gastronómica y que se ha ganado a pulso el estar en la lista de los clásicos de la hostelería de Santander. Estamos hablando del Restaurante Hijos De Gelin regentado en la actualidad por los hijos del propio fundador y que hyan querido continuar con el negocio familiar al que han dado un toque más adecuado a los nuevos tiempos, convirtiéndolo en un local moderno y vanguardista.

hijos-de-gelin-interiores-7

Este restaurante de Santander es el lugar ideal para degustar un menú con platos típicos de la región que destacan por su excelente calidad y magnífica presentación. Un menú que cambia cada semana para que los comensales puedan degustar una mayor variedad de recetas. Las sartenes marineras, los pimientos verdes, los embutidos y el carpaccio de buey o foie son algunos de los platos máss tradicionales que se sirven en el establecimiento y que se elaboran con las mejores materias primas.

No obstante, también pueden degustarse otros platos de cocina que siguen las tendencias más moderna. Las alubias con venado, el rissoto de calamares y verdura, el solomillo de cerdo o el pato confitado con hongos y salsa de manzanas son por ejemplo algunas de sus especialidades.

Sin olvidar la magnífica carta de vinos con la que cuenta el local. Una gran variedad de Riojas que quedan complementados con otras denominaciones de origen a precios muy económicos.

Así pues, el Restaurante Hijos de Gelin en Santander es el lugar perfecto para disfrutar de una comida agradable a un precio muy asequible, pudiendo degustar desde los platos más tradicionales a aquellos más vanguardistas. Por eso, si pasas por la ciudad, no dejes pasar la oportunidad de comer en este lugar que hoy cuenta con más de medio siglo de historia.